CRIMEN Y CASTIGO : PERCEPCIONES DE UNA MENTE CONDENADA.

A través de toda la obra de Fyodor Dostoievski ¨Crimen y Castigo¨, su protagonista Rodion Raskolnikov se muestra como un hombre superior a los demás, dispuesto a correr el riesgo siempre y cuando este sepa que al final no saldrá perjudicado. Esta percepción se haya enmarcada dentro de una personalidad frágil siempre precavida susceptible al riesgo de que su secreto [el asesinato de Aliona Ivanovna] sea descubierto.

El personaje protagonista enmarca un pensamiento muy peculiar que se hace palpable en la conversación que sostiene con el juez instructor encargado de investigar los asesinatos Porfirio Petrovich; este durante su conversación le recuerda a Rodion un artículo que previamente había escrito y publicado en un periódico local ¨La Palabra periodica¨. Sale a relucir el análisis psicológico que realiza Raskolnikov sobre los criminales durante y después de haber cometido sus crímenes. En dicha publicación –recuerda el juez Petrovich- se argumenta sobre la existencia de individuos que no solo podrían realizar arbitrariedades y delitos sino que también poseían y disponían del pleno derecho para hacerlo, como si para ellos la ley no existiera o no estuviera escrita. Prosigue el juez diciendo que además se trata en el contenido del texto sobre una división que realiza Raskolnikov entre personas comunes y personas extraordinarias, siendo aquellas comunes las que deben vivir según la ley por ser ordinarias y las extraordinarias que tienen por naturaleza el derecho a violar la ley.

Al escuchar la reacción anterior por parte del juez ante su artículo Rodion Raskolnikov soriendo se apresura a aclarar según su percepción la realidad que se trata en dicho artículo. ¨no es eso comenzo a decir con tono sencillo y modesto¨ (p. 215)[1] El protagonista afirma que el hombre extraordinario tiene el derecho extraoficial a permitir a su conciencia pasar por encima de determinados obstáculos (las leyes u otros individuos) y cita para demostrar su afirmacion el caso de newton y Kepler cuando dice ¨si los inventos de Kepler y Newton a causa de ciertas circutancias no se hubieran podido darse a conocer si mediante el sacrficio de uno , de diez o de cientos (…) habria tenido el derecho, mas aun habria tenido el deber de suprimir a esos (…) a fin de que sus conocimientos fueran conocidos por el mundo ¨(p. 215)[2], esto fundamentado en que –según Rodion- todos los grandes hombres de la historia han sido delincuentes naturales y que un bandido con conciencia tiene su castigo en la misma conciencia.

Esta interpretación que realiza Petrovich sobre el pensamiento de Raskolnikov resulta un tanto inesperada, tanto así que su ex compañero de universidad y amigo Dmitri Prokofitch se extraña del pensamiento de Rodion y muestra interés en leer dicho artículo.

Analizando un poco a Rodion se puede concluir que dicho pensamiento posee una percepción sobre el derecho  parecida a la que propone Marx planteando a este como una ‘‘ ‘superestructura’ de una determinada sociedad cuya existencia única se justifica en proteger los intereses de la clase dominante’’ [3] ; en este caso particular la clase dominante que plantea Raskolnikov en su percepción serian los hombres extraordinarios o de una manera más especifica como él lo describe¨ todos los grandes hombres de la historia¨.

Retomando la explicacion que se realiza en el 3er parrafo al final, se habla de una concepcion del deber ¨ habria tenido el deber de suprimir a esos ¨ colocando al hecho de suprimir a los limitantes del ¨progreso¨ como un mal necesario para la sociedad dandoles a estos hombres el calificativo de ¨bienechores¨.

Asi mismo Raskolnikov continuando la expocicion de su tema en torno al artículo define a esa division que realiza entre hombres ordinarios y extraordinarios como un fenomeno natural ¨la naturaleza divide a los hombres en dos categorias¨. Esto lo fundamenta el personaje citando a figuras como Napoleon, Licurgo, Mahoma etc tildandolos como delincutes de la historia ya que ¨por el hecho de dar nuevas leyes han violado las antiguas, que eran observadas fielmente por la sociedad y transmitidas a las generaciones futuras; indudablemente no retrocedian al derramamiento de sangre en cuanto les resultara útil¨ (p.216)[4]. Teniendo en cuenta lo anterior vemos como Raskolnikov encarna en su pensamiento primero que todo una persepcion maquiavelica de los desarrollos del hombre ya que en concreto su intervencion no es más que una confirmacion de que el fin justifica los medios. Asi mismo en su intervencion se aprecia una persepcion de los requerimientos que posee una norma para ser valida totalmente opuesta a los que propone Hans Kelsen – años después de publicada la obra – ya que al violar las antiguas leyes que han sido aceptadas por la sociedad y que de una u otra manera se apegan a las características que da Kelsen, Raskolnikov obvia en su argumento la cuarta característica dada por este autor en donde dicha ‘‘norma no resulte ser contradictoria con alguna otra superior en el sistema’’[5] ; colocando por tradicion y aceptacion de la sociedad a dichas normas antiguas por encima de las nuevas instauradas por los personajes sitados por Rodion.

Apartándonos de esta percepción maquiavélica de la realidad que posee Rodion, es de suma importancia resaltar el papel de la familia en la obra como un pilar importante dentro de la historia en conjunto con la otra faceta en el pensamiento de Raskolnikov. Se aprecia el gran amor y apego que siente hacia su hermana y su madre expresándolo en ese sentir miserable teniendo en cuenta el hecho de que su hermana debe casarse no por su propio deseo si no para poder obtener dinero y ayudar tanto a su madre como a Rodion mismo. Esto genera en el personaje una especie de confusión ya que aunque este tiene un gran apego a su familia y amigos; desprecia la ayuda que estos le puedan brindar. En la ocasión que cae enfermo se rehúsa a aceptar la ayuda y el afecto que se le ofrece por parte de sus seres cercanos encerrándose en sí mismo de manera que todo su sufrimiento lo padece en soledad.

Esta soledad a la cual el personaje se acostumbra y en la cual sus miedos se hacen más palpables contribuye sobremanera en la confesión que este le hace a Sonia sobre el asesinato; siendo esta la única persona a la cual el protagonista se atreve a divulgar su pecado.

Al final Raskolnikov es descubierto por el juez pero este le aconseja que se entregue voluntariamente ya que carece de pruebas palpables para incriminarlo. El personaje acoge dicha sugerencia y luego de una conversación con Dunia –su hermana- y con Sonia se entrega.

El libro de Dostoievski termina con Rodio condenado por ocho años en Siberia a trabajos forzados, su hermana contrae matrimonio con su amigo Dmitri Prokofitch y su madre muere. Raskolnikov pasa su primer año en la cárcel odiando y repudiando a los demás reos pero después se arrepiente de todo lo que hizo terminando la obra dejando sobreentendido el hecho de que al final de su sentencia, este contraerá matrimonio con Sonia para así lograr superar el episodio amargo vivido y poder rehacer su vida.


[1] Dostoievsky,Fedor. Crimen y Castigo. Barcelona: Editorial Ramon Sopena, S.A., 1965

[2] Dostoievsky,Fedor. Crimen y Castigo. Barcelona: Editorial Ramon Sopena, S.A., 1965.

[3] Nino, Santiago. Introducción al Análisis del Derecho. Barcelona: Editorial Ariel S.A., 1997. pág. 300

[4] Dostoievsky,Fedor. Crimen y Castigo. Barcelona: Editorial Ramon Sopena, S.A., 1965.

[5] Betegon, Jerónimo. Lecciones de Teoría del Derecho. Pág. 15

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: