La Historia de la Compraventa.

Autores: Andrés Felipe Barrera / Luisa Fernanda Zamudio.

La compraventa es un ‘‘contrato consensual por el cual el vendedor se obligaba a entregar la cosa al comprador y este a pagar un precio cierto en dinero’’[1] . A través de la historia ha sido uno de los contratos consensuales de mayor uso desde los comienzos de Roma hasta la actualidad. Asimismo a través de esta historia, ha sido modificada varias veces dependiendo del periodo de desarrollo.

En términos generales este contrato consensual está definido como aquel en que una de las partes (venditor), se obliga a entregar a la otra la posesión útil y durable de una cosa (re.merx). La otra parte, el comprador (emptor), se obligaba a transferir en compartida la propiedad de monedas que correspondían al monto acordado a titulo precio (pretium).

La compraventa tiene sus inicios en el derecho arcaico, teniendo su última expresión dada en el derecho Justiniano. Según las XII Tablas, la compraventa era un negocio al contado, que se caracterizaba por intercambiar una cosa a cambio de unos lingotes de estaño bruto que representaban el precio. Después, desde el primer Siglo A.C., se transformo en un acuerdo de voluntades por el cual las partes se obligaban a cumplir con el intercambio.

Gayo, establece concerniente a la compraventa, que para transferir el dominio de las cosas mancipables se requiere una mancipación, luego, las demás cosas se transfieren por tradición. La mancipación como tal es un simulacro de compraventa, puesto que en la época clásica se hacia la distinción entre la mancipación y la compraventa, pero existen indicios de que eran la misma institución.

La compraventa en su desarrollo se conocía por ser de dos clases según periodo de desarrollo; compraventa primitiva y arcaica.

La compraventa primitiva, desarrollada en la monarquía, se confundía con la mancipación, ya que en esta, era necesario pesar el precio. En efecto, la compraventa era próxima a la permita, porque si no se cambaba una cosa por otra, si se cambia a una cosa por un lingote de cobre bruto (aes rude) considerado un precio. Dicho lingote podía pagarse en cambio de otra cosa, es decir dinero. Este peso debía corresponder al calor de la cosa y por ello era preciso conocer su peso en una balanza.

La compraventa arcaica, desarrollada desde las XII Tablas y posteriormente en la Republica, se presento bajo dos formas:

–       Compraventa al contado: Es en la que el comprador actúa por una parte y por otra y su acto consiste en sujetar la cosa (rem emere).

–       Compraventa a crédito: consistía en la toma de la prenda, a título excepcional contra quien había comprado una bestia destinada al sacrificio y no había pagado dicho precio.

El precio no siempre era pagado al contado y el comprador usualmente entregaba una prenda al vendedor a modo de garantía de pago.

La compraventa al contado así mismo podía presentarse de dos maneras:

–       La compraventa al contado de las cosas mancipables: en la cual con base en un acuerdo previo, el cual no sufría efecto jurídico alguno, pero que aclaraba qué cosa y vendía y cuál era su precio, las partes procedían a celebrar una mancipación.

Dicha mancipación en la época arcaica, no tenía todos los elementos de la mancipación de Gayo, ya que solo contenía lo ‘‘que sea adquirido por este bronce y por la balanza de bronce’’, lo que constituía como tal la compraventa.

Para adquirir la propiedad de las cosas mancipables, objeto de compraventa, era necesario reunir tres condiciones:

  1. Que se haya celebrado una mancipación.
  2. Que el vendedor haya sido el verdadero dueño de la cosa vendida, o que haya sido autorizado para venderla en nombre del propietario.
  3. Que el comprador tuviera uno de la cosa durante un año si era mueble, o de dos años si era inmueble.

–       La compraventa al contado de cosas no mancipables: En esta compraventa, el acto solemne de la mancipación reúne tres elementos:

  1. La entrega del precio.
  2. La sujeción de la cosa.
  3. La garantía por evicción del vendedor.

El dominio de estas cosas no mancipables, era transferido en el derecho arcaico aparentemente por las mismas condiciones impuestas a la compraventa de cosas mancipables:

  1. Entrega de la cosa o traditio.
  2. El pago de precio de venta.
  3. Cumplimiento de usucapión.

Las XII Tablas, mencionan para su época la compraventa al crédito (explicada anteriormente), esta consistía en que en lugar de pagar en el momento de recibir la cosa, el comprador promedia pagar a futuro.

La evolución de la compraventa consiste en la escisión de la misma y de la mancipación por un proceso largo que culmina a fines de la Republica, dando lugar a una compraventa consensual.

Esta evolución se presenta en 5 distintas etapas:

  1. El acto mancipatio/emptio es una realidad, ya que el previo acuerdo sobre la cosa y su precio no tiene valor jurídico.
  2. El acto mancipatio/emptio es una realidad material de entrega física de la cosa vendida, pero se ha reemplazado el lingote que se pesaba por ases que se cuentan.
  3. El acto mancipatio/emptio se destina a transferir el predio a distancia contra cierto número de ases que se colocan sobre la balanza o que se pagan por aparte, pero cuando se celebra la mancipación.
  4. Las partes acuerdan la cosa y su precio.
  5. Se extiende la compraventa a su concepto general.

El objeto del estudio de la historia de la compraventa radica en determinar cómo se transformó un negocio consensual y al mismo tiempo señalar la distinción con la mancipación y con la tradición.

La compraventa consensual es solo la transformación de un antiguo contrato real, análogo al contrato do ut des del derecho bizantino. Se forma primero, por la entrega de la cosa o del precio, lo que genera la obligación de entregar la contraprestación. Y los contratos reales de buena fe, a excepción de la fiducia, no aparecen si no posteriormente a los contratos.

En conclusión, la compraventa hace parte del comercio; una de las actividades con mas historia a lo largo de la vida de la humanidad. Esta surgió desde los inicios y aun hoy sigue en boga. Actualmente la compraventa es más compleja que en la actualidad debido a que a diferencia que en la era de los romanos, a compra y venta de inmuebles actualmente tiene muchas trabas por la recesión en la negociación de inmuebles a nivel mundial.


[1] LERNER, Bernardo. ‘‘Enciclopedia Jurídica OMEBA’’ TOMO III, Editorial: Editorial Bibliografica Argentina. Argentina 1990.

, , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: